Advierte Quiero Casa sobre riesgos para la reactivación inmobiliaria en la CDMX



Ciudad de México.-Cuando Claudia Sheinbaum anunció que la reactivación económica de la CDMX se sustentará en la obra pública, el desarrollo inmobiliario y la creación de vivienda "incluyente", la comercializadora Quiero Casa estimó que por el impacto económico de la pandemia la venta y colocación de vivienda en la Ciudad caerá entre 30 y 42 por ciento.



Quiero Casa, del empresario José Shabot Cherem, también destacó en este análisis que en la capital del país existe un déficit de vivienda accesible, el cual no podrá paliarse debido a que, por la emergencia sanitaria, hubo una suspensión de proyectos, una incertidumbre en el empleo y una disminución de los ingresos, lo cual pondrá en jaque al sector.



La semana pasada Claudia Sheinbaum presentó un plan de reactivación económica para la Ciudad, el cual se sustenta en la obra pública, el desarrollo inmobiliario, la regeneración de corredores urbanos y la edificación de lo que denominó "vivienda incluyente" en esos corredores.



Expuso que con ese programa se reactivarán 581 proyectos inmobiliarios, de los cuales 480 son menores a 10 mil metros cuadrados; 48 se trata de grandes obras superiores a 10 mil metros cuadrados y 53 son planes de regeneración urbana en once corredores, así como a la edificación de vivienda incluyente y popular. Esas obras privadas que citó Sheinbaum representan una inversión por 50 mil 373 millones de pesos y 546 mil 364 empleos directos.



Pero hoy través de un comunicado titulado "El sector inmobiliario a mitad del 2020, una mirada de Quiero Casa", la empresa citó una serie de insights que elaboraron despachos y firmas especializadas, enfocados a facilitar la toma de decisión sobre la compra de un inmueble en el actual contexto, donde no se cita la posibilidad de edificar “vivienda incluyente” como lo busca la jefa de gobierno.



Así, destacó que de acuerdo con Tinsa, anualmente se requieren más de 70 mil viviendas en esta ciudad con aproximadamente 22 millones de habitantes.



La consultora también aseguró que en la zona metropolitana existen aproximadamente mil 400 desarrollos de vivienda a la venta, de los que 80% son de segmento residencial y residencial plus y el 20% restante de vivienda media y tradicional.



Por su parte, la firma Softec estimó que este año se vendieran 200 mil unidades nuevas, sin embargo, con la pandemia, es posible que la cifra caiga 42%.



“Lo anterior, deriva en un déficit de vivienda accesible que, aunado al stop en el desarrollo de más proyectos, no será suficiente para paliar la demanda en la ciudad, por lo que, la falta de inventario económico y medio, la incertidumbre generada del empleo y disminución de ingresos es lo que podría poner en jaque al sector”, señaló Mateo Turanzas, director de innovación y transformación digital de Quiero Casa.



La empresa Quiero Casa recordó que la meta de colocación de vivienda nueva este año era de 19 mil, pero ese objetivo ha disminuido 30%, de acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).



Pero también destacó que con base en el Plan Nacional de Vivienda dado a conocer a inicios de año, el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), planea reducir el precio de las viviendas en las ciudades, entre ellas, Ciudad de México, para el desarrollo de edificios de uso mixto.



Pese a la crisis sanitaria, mencionó que el portal de propiedades Lamudi, detectó que en el primer cuatrimestre de este 2020, se dio un aumento en la demanda de viviendas para rentar de 65% en Ciudad de México.



Es por esto que los bienes raíces son una protección ante cualquier crisis, “desconocemos cuáles serán las condiciones en todos los terrenos, al término de la pandemia, así que, por precaución hay que apostar por inversiones seguras, en donde siga habiendo plusvalía, una de ellas es la de inmuebles”, enfatizó Mateo Turanzas, director de innovación y transformación digital de Quiero Casa.



La empresa Quiero Casa citó a la Fundación CIDOC (Centro de Investigación y documentación de la Casa), la cual aseguró recientemente que, la conectividad, las amenidades y los espacios dedicados para el estudio y home office, de ahora en adelante serán algo que los desarrolladores deben prever en sus proyectos, ya que la pandemia coloca al hogar como un refugio seguro, así las viviendas del futuro deberán servir no solo para vivir y recrearse, también para seguir desarrollándose en todos los ámbitos.



La empresa de José Shabot recordó que previó a la pandemia, el sector inmobiliario era fuente de empleo para más de 2 millones y medio de personas entre técnicos y albañiles, de acuerdo con cálculos del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción, (CEESCO).



Además, los puestos relacionados con labor de venta, alquiler y otros servicios equivalen a más de 313 mil, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI). Los últimos cálculos hechos por el Instituto de Geografía y Estadística (INEGI), en 2018, estimaron que esta actividad aportaba con el 6% al Producto Interno Bruto mexicano.



La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), presentó a inicios de año el Programa Nacional de Vivienda 2019-2024 en que se preveía una inversión de 2.3 billones de pesos en el sexenio, 20 millones de personas beneficiadas 21 estrategias y 145 acciones.



Por su parte, la Canadevi estimaba el precio de la vivienda económica en 400 mil pesos, la tradicional entre 550 y 700 mil pesos y la residencial, por encima de 1.3 millones de pesos.



Finalmente, Quiero Casa recalcó que independientemente del panorama post pandemia, las inversiones inmobiliarias seguirán siendo un factor para la estabilidad de la economía de los individuos, dadas las amplias oportunidades de negocio que el ramo representa.