Congreso y municipios no son nada, dice Morena



Ciudad de México.- No quiere involucrarse en cuestiones electorales, pero sobre los resultados de las elecciones en Coahuila e Hidalgo, que no fueron favorables al Frankenstein-partido Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador, lanzó la bola lenta: serán las autoridades electorales quienes definan quién ganó.



Ustedes le creen eso. Él y la pedacería de desechos o cartuchos quemados de otros partidos que se sumaron a su causa de honestidad y lucha anticorrupción en julio de 2018 dejó en claro que una cosa es su figura de arrastre y todavía de cierta atracción y simpatías, que los candidatos vayan a recibir ese beneficio del electorado.



Así ocurrió en los comicios locales de esas entidades, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en peligro de extinción, mostró un poco de músculo en Coahuila, sus candidatos se llevaron 16 Distritos, con lo que se apropiará del Congreso del Estado, según los primeros reportes del Programa de Resultados Preliminares (PREP).



En Hidalgo, los tricolores se apoderaron de 32 de 84 Ayuntamientos en disputa de acuerdo también con el PREP, que obviamente puede cambiar, pero los morenos ya empezaron con su diatriba para descalificar las elecciones que se habían suspendido por cuatro meses ante la crisis sanitaria explotada por el COVID-19.



El propio cuestionado dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, quien es descalificado incluso por sus propios dirigidos y los líderes de tribus, ya comenzó a expresar que “hubo compra de votos’’ y tengan por seguro que la cantaleta se correrá como el Coronavirus y al rato, todos ellos estarán unidos contra los resultados.



De nuevo serán relevantes los descalificados Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federan (TEPJF), porque los casos podrán llegar hasta esos sitios cuando inicie el camino que le encanta a Morena y a su líder “hacerla de tos…’’ sea o no cierto.



Seguro saldrán con otros datos. Que no es cierto que en Hidalgo el PRI obtuvo el 49.12% de preferencias y en Coahuila el 39%, que son falsas, porque “nosotros tenemos otros datos", como siguen siendo las ocurrencias de su líder moral en las trágico-cómica-musical conferencia mañanera.



Los ahora derrotados en Coahuila e Hidalgo, los conocidos como “chairos’’ ya empezaron en las redes a expresar que “son municipios pequeños’’ y lo que se debe comparar es el número de votantes que con todo y el COVID-19 acudieron en un 39% y 48.6% en ambas entidades.



Con eso bastó para sacudir la soberbia de Morena.



Es el principio. La madre de todas las elecciones, la cual será la más grande de la historia ocurrirá el próximo 6 de junio del 2021 y si sigue el desgaste de Morena, que permitió recuperar la respiración al PRI, PAN y PRD, condenados a la sombra tras la gran derrota que sufrieron, dejará en claro, si “era él’’ o el partido la esperanza del cambio.



El pueblo sabio habrá de elegir el próximo año 300 diputados federales, además a los gobernadores de Baja California Sur y Baja California Norte, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí, Nayarit, Querétaro, Michoacán, Guerrero y Tlaxcala.



Así como Congresos estatales y Ayuntamientos que se disputarán en Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Yucatán, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Estado de México, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes, que también marcarán el rumbo de nuestro país en aspectos electorales dentro de ocho meses y unos días.

COMMODATO



Ahora se sinceró el Presidente de que los Estados Unidos no le avisaron que iban a capturar al general-exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda “lo que no se vale es que ellos saquen información de las instituciones mexicanas y resuelvan sin darnos a conocer’’.



Y los chairos diciendo que avisaron a la justicia estadounidense para que capturaran al general-exsecretario.



¿Quién les cree pues?

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).