Hasta cuándo seguirá la rapiña de Rapax



Ciudad de México.- Tal vez porque RAPAX S.A. de C.V., limpia con personas de la tercera edad de “arriba para abajo’’ el Palacio Nacional, donde habita el jefe del Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, y otras instituciones, se siente protegida, piensa que no serán afectados sus millonarios contratosleoninos con otras instituciones públicas de la federación.



Hace unos días, la empresa de limpieza acusada de no pagar sueldos completos que reporta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) o Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), fue señalada una vez más, ahora por Artículo19, R3D, Red en Defensa de los derechos humanos en México, como “explotadora laboral’’.



No solo eso, como lo ventiló desde el año pasado la CONAPRO de jóvenes empresarios que los “empleados de RAPAX, adultos mayores y madres solteras principalmente, les sigue negando proporcionar la totalidad de prestaciones en el IMSS, no da vacaciones ni utilidades, ni liquidación y aguinaldo lo entregó incompleto’’.



Hechos que ha sido denunciados por los mismos trabajadores que realizan la limpieza en el hogar del Presidente, así como en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) unidad Zacatenco, la SHCP de Reforma, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) e incluso, en la Fiscalía General de la República (FGR) de Insurgentes centro.



TE PUEDE INTERESAR: Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo



La FGR, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Sistema de Administración Tributaria (SAT), manifestaron el 2020 que “se está investigando porque se han denunciado y encontrado diversas anomalías en contratos de trabajo y pago de salarios a sus empleados’’.



Sospechas que de igual forma se extienden a las empresas filiales de RAPAX como OCRAM SEYER, quienes tienen como agremiados sus empleados en la Unión Nacional Independiente de Trabajadores de Limpieza (UNITYEL), que encabeza Marco Antonio Reyes Saldívar.



Pero además las mismas indagatorias de comunicaciones y organismos civiles, exponen que ofrece direcciones fiscales “fantasmas’’, donde se han asentado en el pasado la empresa espía “Pegasus’’, “Zamtría’’ y “Grisuver’’, ligadas en el caso del exsgobernador priista, Javier Duarte de Ochoa.



Algunas de esas empresas de igual forma, rentan espacios en lujosos sitios de Polanco en Homero 538, donde solo despacha una recepcionista que se niega a dar detalles de los directivos de la empresa o quiénes son, al explicar que “no vienen acá, déjeme su recado o número para que ellos se comuniquen’’.



Así la 4T y sus líderes que están pagando con “sus’’ recursos electorales la vacuna contra el COVID-19, según pregonan en comerciales de radio, el cual ha sido duramente cuestionado porque “hace alusión de un sacrificio de Morena, cuando se trata de recursos públicos de los contribuyentes’’.



Vamos a esperar sí López Obrador y sus cruzados de Morena, alguna vez reaccionan para proteger a los adultos mayores y madres solteras que no tienen otra más que aguantar las estafas que padecen por la empresa RAPAX y otras de sus filiales, ante una situación de necesidad, desesperanza y angustia provocada por el coronavirus.

COMMODATO



Ese canijo bicho del COVID-19, vaya que ha pegado duro en el seno de trabajadores de los medios de comunicación, ya sea por contagio o encamado y les ha arrebatado la vida a algunos, llenando de luto y odio al responsable de que sus familiares ya no estén con ellos a sabiendas que son “personas de alto riesgo’’ por su labor.



Abrazos a las familias de Raúl Correa y Jesús Belmont, con quienes tuve la oportunidad de trabajar y convivir en varias fuentes en la Ciudad de México.



  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).