Necesario adoptar nuevas medidas para viajes y turismo; UNAM



Ciudad de México.- Jorge Baruch Díaz, responsable de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la UNAM, señaló la necesidad de difundir el concepto de turismo responsable con la salud individual y colectiva e implementar nuevas medidas en los diferentes medios de transporte para prevenir el contagio de Covid-19.



Entre las medidas recomendadas por Baruch Díaz están la implementación de filtros sanitarios donde se mida la temperatura, asientos separados, uso obligatorio de cubrebocas y caretas, y turnos para comer.



Agregó que, con la reactivación del turismo, éste debe suscribirse a la idea del “turismo responsable”, es decir, velar por la salud individual y colectiva, y por el desarrollo sostenible de las comunidades y la naturaleza; aunado a esto, se deberá concientizar a las personas de lo que implica desplazarse y conocer sus condiciones sanitarias.



TE PUEDE INTERESAR: SARS-CoV-2 sí se propaga por aire: Científicos de 32 países; piden a OMS corregir



En el caso específico de autobuses, el académico de la Facultad de Medicina detalló que será prácticamente indispensable guardar un asiento de distancia entre pasajeros ya que no hay sistema de aire eficiente en este transporte; situación que en las aeronaves no será tan urgente pues su filtrado laminar –“similar al de un quirófano, pues fluye en un solo sentido y por capas”- disminuye el riesgo de transmisión de virus vía respiratoria.



Especificó que no existe evidencia científica de contagios entre pasajeros, sin embargo, sí hay reportes de contagios entre tripulación, y entre elementos de ésta y pasajeros, por lo que se establecerán estrategias para evitar lo más posible el contacto.



Las disposiciones establecidas desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, la Organización Mundial de la Salud, la Organización de Aviación Civil Internacional y la Organización Mundial de Turismo también señalan la prohibición de repartición de alimentos y turnos para comer productos ubicados en los asientos, pues para comer es necesario retirarse el cubrebocas, lo cual es un riesgo.



El también vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus señaló que tanto el viajero como el sector turístico deben tomar medidas; “es importante tomar en cuenta que la mitad de la probabilidad de contagiarse se controla con el uso de equipo de protección y medidas de higiene personal. Además, en los aeropuertos o terminales de autobuses será obligatorio el uso de cubrebocas y caretas faciales”.



Ahondó en la necesidad de que las autoridades locales instalen aplicaciones para poder rastrear la trayectoria de los visitantes e informarles si tuvieron contacto con el SARS-CoV-2 y si esto les representa un riesgo.



En cuanto a planeación de viajes, recordó que en semáforo rojo no se permiten los viajes no esenciales; mientras que en el color naranja o amarillo se permiten traslados regionales; no obstante, recomendó no salir de nuestros territorios entre octubre y noviembre ya que inicia la temporada de influenza regional.



“Nos enfrentaremos a algo nuevo, pues los virus de la influenza, altamente letales, convivirán con el nuevo coronavirus, lo que representará un reto para los sistemas de salud”, destacó.



Aunado a lo anterior, organismos internacionales, como la propia OMS, prevén una segunda oleada de coronavirus a nivel mundial.



El universitario aconsejó que sea hasta diciembre de este año o hasta principios de 2021 para planear viajes intercontinentales pues para entonces se espera que existan protocolos ampliamente probados ante el Covid-19 desde las industrias de aviación y hotelera.



Insistió en la necesidad de ver como prioritario el aspecto de la salud cuando se refiera al turismo, pues según encuestas de la propia Máxima Casa de Estudios –anteriores a la pandemia-, menos del 10% de viajeros internacionales consideraban visitar al médico previo a su viaje; y sólo 15% de extranjeros con estancia temporal en la Ciudad de México dijeron tener sus esquemas de vacunación actualizados.