Cierra Festival del Centro Histórico de la CDMX con homenaje a Pérez Prado en el Zócalo

Fecha de publicación: 2017-04-17 por

BETA

Con el concierto “Celebrando el Centenario de Dámaso Pérez Prado” en el Zócalo capitalino, este domingo concluyó el 33 Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México, muestra de la diversa oferta cultural que impulsa el Gobierno de la CDMX.

Cinco mil personas recordaron al afamado compositor cubano, que se avecindó en la capital del país y revolucionó las pistas de baile mundial con sus cadenciosas creaciones musicales durante los 40, 50 y 60.

La gala fue organizada por la Secretaría de Cultura capitalina, y participó el pianista mexicano Héctor Infanzón, la Orquesta Filarmónica Juvenil “Armando Zayas” de la Ciudad de México, dirigida por el maestro Ariel Hinojosa Salicrup, así como la Orquesta “Los Reyes del Mambo”, bajo la dirección del maestro Mario Cárdenas.

La jornada musical arrancó con la Filarmónica Juvenil \"Armando Zayas\", que forma parte del Programa Orquestas y Coros Juveniles de la CDMX de la Secretaría de Cultura capitalina y busca la integración de la juventud a los terrenos artísticos y musicales.

Dirigida por el maestro Ariel Hinojosa, la Filarmónica Juvenil tomó el escenario de la plancha del Zócalo junto a Héctor Infanzón para, con sus arreglos y los de Eugenio Toussaint, reinventar temas de Pérez Prado que cautivaron a los asistentes en la última jornada del Festival del Centro Histórico.

Durante el homenaje, se interpretaron obras como “Suite rumbera”, de Infanzón; “La chula linda”, el legendario “Mambo del Politécnico” y “Mambo” en sax, piezas orquestadas por el propio Infanzón, y el popurrí “Mambos de Pérez Prado”, orquestado por Toussaint.

Al filo de las 19:00 horas, \"Los Reyes del Mambo\" iniciaron la segunda mitad de los festejos centenarios en honor a Pérez Prado con la sabrosura característica de su música.

“Mambo # 5”, “La niña popof”, “Caballo negro”, “Cerezo rosa” y “Mambo del ruletero”, entre otras, pusieron a bailar a las y los capitalinos.

La celebración culminó con las históricas “Concierto en bongó”, “Rico mambo” y “Mambo # 8”, vitoreadas y aplaudidas por los asistentes.

Luego de casi dos horas de amenizar el Zócalo a ritmo de mambo, el cierre del concierto marcó el final del Festival pasadas las 20:00 horas.

La trigésima tercera edición del Festival del Centro Histórico de la CDMX se llevó a cabo del 30 de marzo al 16 de abril en sedes como el Palacio de Bellas Artes, el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, el Antiguo Colegio de San Ildefonso, El Colegio Nacional y el Zócalo capitalino.

Durante 18 días, habitantes y visitantes de la CDMX pudieron disfrutar de conciertos, espectáculos de danza, ópera, teatro, talleres, conferencias, exposiciones y homenajes a creadores, con lo que el Gobierno de la Ciudad refrenda el compromiso del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, con una amplia oferta cultural que permite a las y los capitalinos disfrutar los días de asueto con opciones para la convivencia y el entretenimiento.

Dámaso Pérez Prado

Dámaso Pérez Prado (Matanzas, Cuba, 11 de diciembre de 1916 — Ciudad de México, 14 de septiembre de 1989) fue educado por grandes maestros decimonónicos de piano y canto. A través de un ensamble novedoso, el compositor encontró en la música vernácula de Cuba el medio ideal para expresar el vibrante momento musical de la posguerra en Latinoamérica.

El padre y “Rey del Mambo” llegó a México en 1949, atraído por la creciente industria del cine y después de haber trabajado en diversas orquestas de Estados Unidos, Argentina y Venezuela. El exquisito sonido del mambo, ritmo de origen cubano, logró su verdadera dimensión universal gracias a él, al grado de provocar la admiración del compositor ruso Igor Stravinsky.

Las orquestas

El programa de Orquestas y Coros Juveniles de la Ciudad de México, del cual surge la Orquesta Filarmónica Juvenil “Armando Zayas”, inició sus actividades en 1989. Este proyecto parte del principio de “hacer de la orquesta la escuela, y no de la escuela la orquesta”; el programa ha brindado a numerosas generaciones la oportunidad de vivir la experiencia de la interpretación musical colectiva, además de inculcarles los aspectos fundamentales de orden y disciplina que ello implica.

En 13 delegaciones de la Ciudad de México, ofrece de una forma completamente gratuita a jóvenes que lo requieran: el préstamo de un instrumento musical.

Así se ha ido desarrollando un novedoso sistema de enseñanza musical libre. Los alumnos de iniciación y los más avanzados conviven, interactúan y se retroalimentan de una forma natural.

Las Orquestas y Coros Juveniles de la Ciudad de México ofrecen regularmente conciertos en sus comunidades, las cuales tienen así la posibilidad de asistir a este tipo de eventos sin tener que recorrer grandes distancias.

También cuentan con la opción de llevar a un nivel más alto la experiencia interpretativa en la orquesta formada por los alumnos más avanzados de la ciudad: la Orquesta Filarmónica Juvenil de la Ciudad de México \"Armando Zayas\".

Fundada en el año 2000 y dirigida colectivamente por los directores de las 13 Orquestas Sinfónicas Juveniles de la Ciudad de México, esta orquesta tiene su sede en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli.

La Orquesta “Los Reyes del Mambo” fue fundada por el maestro Mario Cárdenas, músico que acompañó a Dámaso Pérez Prado durante varios años en giras por diferentes países.

Héctor Infanzón

Héctor Infanzón es un intérprete y compositor excepcional, reconocido como uno de los más completos pianistas de México. Su sólida formación clásica y su vasta experiencia en diversos géneros musicales le permiten fusionar en su música la tradición con los lenguajes contemporáneos.

Tags: ConciertoDámaso Pérez PradoZócaloFestival del Centro Histórico de la CDMXGobierno de la CDMXCompositor CubanoHéctor Infanzón

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5