Se llevó a cabo la final del XXI concurso de canto operístico Maritza Alemán
espectaculos
BETA
Se llevó a cabo la final del XXI concurso de canto operístico Maritza Alemán

Para continuar con una tradición de más de dos décadas, el pasado 16 de diciembre se llevó a cabo la final del XXI concurso operístico Maritza Alemán, organizado por la Escuela Superior de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En esta edición los galardonados fueron Marina Cortés, quien obtuvo el primer lugar, Marlene Palomares, el segundo y Efraín Corralejo, el tercero.

Como Mejor interpretación se reconoció a Marina Cortés en Ópera, a Jairo Calderón con Mozart, Daniela Rico en Barroco, Efraín Corralejo con Canción mexicana y Jairo Calderón en la categoría de Zarzuela.

El premio de Revelación Juvenil lo recibió Fernanda Allande, el galardón a la Mejor mezzosoprano fue otorgado a Beatriz Meléndez, la distinción del Premio Iván López Reynoso fue para Marlene Palomares y el Premio del público para Beatriz Meléndez.

El jurado estuvo integrado por los especialistas Ana Caridad Acosta, Verónica Murúa, Enrique González Medina, Luz Angélica Uribe, Iván López Reynoso y Carlos Galván.



Cabe destacar que en esta edición, la final estuvo integrada por doce participantes que dejaron ver su calidad técnica y artística con temas de Wolfgang Amadeus Mozart, Francis Poulenc, Roberto Bañuelas y Serguei Rajmaninov, entre muchos otros.

Entrevistada por el INBA, Amelia Sierra, docente de la Escuela Superior de Música, recordó que el concurso es un homenaje a la soprano Maritza Alemán, figura reconocida en la escena operística con gran trayectoria profesional.

a€œEl concurso que inicio como un homenaje a la maestra continuó y deparó en parte importante en la formación de los estudiantes, es la actividad más importante en el primer semestre. Al iniciar el año, los cantantes comienzan a prepararse, a descubrirse y reconocer su potencial. Disciplina y estudio constante es lo que exige esta carreraa€.

Indicó que el certamen además de dar reconocimiento, es un buen entrenamiento para que los estudiantes adquieran experiencia y enfrenten parte de los retos de la vida profesional. a€œEsta semana resulta muy importante en su vida académica y sobre todo artística, porque van aprendiendo precisamente eso, cómo hacer, cómo resolver de un día a otro, cómo controlar los nervios, entender y utilizar al máximo sus elementos técnicosa€.

En ese sentido, apuntó que al ser una carrera difícil, el entrenamiento debe darse también a nivel mental y emocional, a€œno nada más la garganta, las cuerdas vocales, el instrumento, no solo el cuerpo, también la mente y el corazóna€.

La también mezzosoprano, comentó que muchos de los ganadores han destacado como profesionales, tal es el caso de María Katzarava, Elisa Ávalos, Zaira Soria, Roberto Ortiz, Erick Torres o Juan Carlos Heredia, a€œhay una lista infinita de los muchachos que han pasado por el concurso y de ahí empiezan a hacer carrera aquí o de forma internacional, generaciones que siguen haciendo ruidoa€.

Aunque el estímulo económico es simbólico, dijo, la satisfacción de participar va más allá. a€œSi uno es cantante y nace cantante, la emoción de estar parado en el escenario es lo más maravillosoa€.

Y agregó: a€œMe siento muy contenta de haber visto crecer el concurso, creo que tenemos una gran academia y valoro la labor de las diferentes administraciones, quienes no han dejado caer el proyecto. Es el trabajo de todos, cada muchacho habla de nuestro trabajo, creo que tenemos un gran equipo y eso es la mayor satisfaccióna€.


Publicado por: Equipo de redacción 2016-12-19 281
Tags: CertamenEscuela Superior de MúsicaINBAMarina CortésMarlene PalomaresEfraín CorralejoXXI Concurso Operístico Maritza Alemán

¿Qué opinas?


Más de espectaculos