El taekwondo era mi destino: María del Rosario Espinoza
deportes - 2018-04-03
BETA
El taekwondo era mi destino: María del Rosario Espinoza

La taekwondoín ganadora de preseas en los Juegos Olímpicos Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016, María del Rosario Espinoza Espinoza, señaló que su objetivo principal de este año es mantenerse entre las mejores del mundo.

“Para este 2018 mi objetivo es seguir en el Top 5 o Top 10, dentro del ranking olímpico, seguir con mis competencias y dar lo mejor de mí, estar motivada y sobre todo ganar en cada una de las competencias que me presente”, aseguró la medallista de bronce en el Campeonato Mundial Muju 2017.

María Espinoza detalló que iniciará sus competencias de este año en el Campeonato Panamericano, que se realizará en el mes de julio, para lo cual continuará con sus entrenamientos en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), de la CONADE.

“Tengo aproximadamente dos años en el CNAR, aquí es donde me preparo para mis competencias, la verdad que es un lugar que cuenta con las mejores instalaciones para lo que es mi deporte, el taekwondo. Me gusta entrenar aquí, por el ambiente, donde se convive con más deportistas y también creo que es un espacio tranquilo, que me genera la motivación para seguir con los entrenamientos”, resaltó.

La subcampeona olímpica de Río 2016 afirmó que seguirá hasta el final de su carrera deportiva, con toda la actitud y entrega que la caracterizan.

“Creo que en este momento me encuentro en la recta final de mi carrera deportiva, pero desde muy pequeña he hecho las competencias con mucha entrega y pasión, principalmente por practicar mi deporte, por mi familia y aprendí a hacerlo por México, porque al inicio no sabía que era representar a México, una vez que lo viví, siempre me motiva el hecho de traer una medalla a todos los mexicanos”, reconoció la originaria de La Brecha, Guasave, Sinaloa.

Sobre sus inicios en la disciplina que la llevó a ser campeona mundial en 2007 y campeona olímpica en 2008, María del Rosario opinó que era su destino.

“Siento que el taekwondo me escogió a mí, el destino nos encontró, yo tenía 5 años y nunca me imaginé que en el pueblo en el que yo vivía, había un deporte que después se iba a convertir en olímpico y que al cabo de un tiempo sería yo la que iba a representar a mi país, yo considero que fue algo del destino, porque fue el primer deporte oficial que yo hice en mi vida y el primer deporte que me enamoró”, recordó.

Un día normal en la vida de María Espinoza, deportista emblema del taekwondo mexicano, es muy atareado, como ella lo reconoce.

“Mi día es un poco ajetreado, me levanto, entreno, tomo mis alimentos, descanso para mis entrenamientos, también en el día tengo compromisos o tareas que realizo y los días que me toca voy a la Universidad, así como a otros compromisos que surgen”, explicó.

Si no hubiera sido taekwondoín, a la atleta de 30 años le hubiera gustado estudiar algo relacionado con el mar o la naturaleza, debido a que fue el entorno en el que nació y vivió sus primeros años.

“De pequeña yo pensaba ser bióloga marina, porque siempre tuve esa interacción con el mar o veterinaria, igual por la naturaleza. Donde yo vivía estaba enamorada de la naturaleza, del mar y pensé que esas serían mis actividades en un futuro, que iba a estudiar algo relacionado a la naturaleza o al mar y resulta que no, que fue el deporte, pero en este momento estoy contenta porque estudio mi carrera, Licenciatura en Administración y creo que estoy tomando rumbo en mi vida”, destacó.

Por último, la atleta referente del taekwondo en México agradeció a su familia y a todos los que la han apoyado en su carrera deportiva.

“Principalmente a mi familia, siempre estuvo conmigo, me han apoyado, hemos tenido subidas y bajadas como familia, pero siempre nos hemos apoyado mutuamente. Mis papás han sido ese pilar importante para mí, desde muy pequeña, desde que yo inicié con este deporte me apoyaron los dos y hasta el momento, a pesar de que no estoy tanto tiempo en mi casa, les agradezco mucho a ellos”.

“Con el paso del tiempo se han sumado muchas personas para alcanzar cada uno de mis logros, son muchas y les agradezco lo que han aportado en su momento conmigo, a todos los que me apoyaron con ese granito o con esa montaña de arena, para conseguir mis sueños”, concluyó Espinoza Espinoza.


¿Qué opinas?


Más de deportes