Mejores condiciones de vida de trabajadores y familias vía salario

Fecha de publicación: 2014-10-23 por

BETA


- Es el inicio de acuerdos, consensos y debates para lograr el beneficio de los trabajadores: Senador Ernesto Gándara.

- La formalización del trabajo y de las unidades económicas ofrecerá condiciones para el trabajo digno: Alfonso Navarrete, secretario del Trabajo.


El senador del PRI, Ernesto Gándara Camou, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, aseguró que el objetivo fundamental del Foro a€œSalario, Productividad y Formalidada€ es el cómo se va a hacer para buscar mejores condiciones de vida para los trabajadores y para sus familias, y la mejor forma para esto es construyendo, consensando, acordando y enriqueciendo las ideas.

Enfatizó que es el inicio, el detonante y el motor fundamental para una serie de acuerdos, consensos, de debates, reflexiones y de coincidencias con ideas claras sobre lo que todos queremos para beneficiar y mejorar la calidad de vida de trabajadores y familias del sector productivo, al concluir el foro.

El Presidente de la Comisión Especial de Productividad, senador Armando Melgar Bravo, del PVEM, subrayó que entre las reformas estructurales recientemente aprobadas destaca la reforma laboral, a la que responde este Foro, pues focaliza la necesidad que tiene el país de crecer económicamente y de manera sostenida.

Vivimos en un país de contrastes regionales y sectoriales, en los que es necesario que el Gobierno a€œhaga a fondoa€ junto con la iniciativa privada y los organismos que nos acompañan, un esfuerzo para organizar las ideas y conocer cuáles son las mejores formas para que nos organicemos, en función de las herramientas que tenemos, indicó el legislador.

Por su parte, el senador Javier Lozano Alarcón, del PAN, secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, afirmó que la reforma fiscal es un lastre para el crecimiento económico, pues le pega tanto a empresarios como a trabajadores.

En el primer caso, por la carga tributaria adicional y a los segundos, por las prestaciones que dejaron de recibir, a€œpor no hacer deducibles ciertos conceptos que antes lo eran y que el patrón simplemente se los quitó a los trabajadoresa€.

Advirtió que algunos aspectos de la reforma laboral son susceptibles de mejora para dar más impulso a la generación de empleo formal, y refirió que una de las primeras conclusiones del Foro es la desvinculación del salario mínimo respecto de cualquier otro tipo de obligaciones de pago, como factor de indexación y tener una nueva unidad de cuenta.

En su participación, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, aseveró que sólo la formalización del trabajo y de las unidades económicas ofrecerá condiciones para el trabajo digno, capacitación permanente de los trabajadores, y hacer viable el uso de tecnología, el acceso al financiamiento y el encadenamiento a mercados de proveedores y de consumidores para las micro, pequeñas y medianas empresas.

La combinación de formalización, mayor productividad y mejores salarios, constituye la fórmula más efectiva y duradera para fortalecer los mercados internos, recuperar el dinamismo económico, retomar la senda del crecimiento con prosperidad para los trabajadores y elevar la productividad de los centros de trabajo y los ingresos del personal.

Al destacar la paz laboral de México, dijo que se están creando las condiciones para que el Senado encabece la discusión y haga uso de la fuerza legislativa para poner acuerdos, discusiones y planteamientos que alcancen una política pública en esta materia.

El senador del PRI, Patricio Martínez García, presidente del Comité para el Fomento de la Competitividad, y secretario de la Comisión Especial de Productividad, señaló que al salario no se le debe de tocar, aunque expresó su acuerdo de mejorar las condiciones salariales de los trabajadores y para esto presentó una propuesta que es la de implantar un salario nivelatorio.

Indicó que éste le da la exención al patrón que lo concede y que no se le castiga al empresario por concederlo, tendría otra ventaja: que a los diferentes fiscos les permitiría crecer y hacer crecer sus ingresos en los siguientes 10 años.

El presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, senador Héctor Larios Córdova, afirmó que aumentar el salario mínimo en lugar de poner más alta la barrera para volverse formal, lo que hará es desestimularla, pues reduce el incentivo para volverse informal y crece la productividad.

Para salir adelante en la vida, dijo, no es suficiente con un salario mínimo, por lo que es muy probable que se opte por la actividad informal.

En la recuperación de los salarios debemos encontrar mecanismos para compartir el costo entre el Estado, a través de la reducción de algunos impuestos, que están específicamente sobre el costo de la nómina, añadió el panista.

El senador Manuel Cavazos Lerma, del PRI, presidente de la Comisión Especial para el Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas, precisó que hay confusión entre inflación y aumento de precios. Un aumento de salarios puede producir aumento de precios, pero nunca una inflación, a menos que ésta se financie con políticas monetarias del Banco de México.

Reconoció también que se ha abordado usar o no como unidad de cuenta, indexar o no indexar con salarios mínimos, lo que pone una limitante al aumento que se quiera dar al salario mínimo, pues podría provocar una escalada generalizada. Por ello, dijo, es importante razonar el salario mínimo por empresa, sector o región, pues el grado de productividad, las prestaciones y el costo de vida no es el mismo.

El senador priista Isaías González Cuevas integrante de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, aseveró que el incremento al salario mínimo no puede ser por decreto, toda vez que el resultado va ser la afectación a las micro y pequeñas empresas, además de que se causará un grave problema al desempleo.

Dijo que a pesar de ser un tema complejo, se tienen elementos para buscar soluciones a la problemática de los salarios a fin de contar con una nueva ley y tener una cuenta única para las sanciones administrativas.

Por otra parte, Thomas Wissing, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) subrayó que el objetivo del foro y del debate es el de encontrar una manera de superar la pobreza que persiste en la mitad de la población, combatir la precariedad laboral, aumentar el ingreso para la vida digna y reducir las desigualdades existentes.

El tema del salario, la productividad y la formalización del empleo son estrategias y caminos para la equidad, para encontrar un equilibrio, pero es importante entender la articulación entre los salarios, la productividad y la informalidad, para poder abonar a políticas públicas informadas.

Alberto Torres García, director general de Investigación Económica del Banco de México, aseguró que el reto es aumentar el poder adquisitivo de las personas, por lo que se deben emprender acciones a través de un conjunto de herramientas y no sólo por la vía del incremento en el salario.

Para ello, dijo, se debe complementar el tema con un énfasis en la política de competencia a lo largo de todos los sectores de la economía, pues sería un elemento que aumentaría los beneficios y reduciría las distorsiones. El punto, agregó, no es aumentar el ingreso para que llegue al nivel de bienestar mínimo que marca el Coneval sino que este nivel pueda alcanzarse con menores recursos si es que se logra bajar los precios de manera sostenible.

De la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Eugenia Garduño, señaló que todos los países de la OCDE tienen arreglos para fijar los salarios de acuerdo con una o varias de las convenciones de la OIT.

Resaltó la necesidad de realizar un balance cuidadoso al establecer un nivel de salarios mínimos, dado que un nivel alto puede reducir las oportunidades de empleo para los trabajadores con competencias bajas o para los jóvenes y uno muy bajo, puede fracasar en la meta para reducir la pobreza en el trabajo y debilitar los incentivos para la formalidad

En tanto, Raúl Vega Covarrubias, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, planteó la creación de una nueva Bolsa de Valores para las pequeñas y medianas empresas, a fin de dar cobijo y financiamiento versátil adecuado y oportuno a estas, para fortalecer las finanzas a través de nuevos socios.

Lo anterior, tras señalar que el sistema financiero debe cumplir con su objetivo de ser canal para democratizar el capital, y dar la oportunidad a pequeñas y medianas empresas de participar en el mercado bursátil.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Capital Humano, Armando Leñero Llaca, precisó la necesidad de enfocarse en la creación de trabajos formales, porque sólo en éste se puede dar la productividad y el incremento de los trabajadores.

Es necesario cuidar las cargas tributarias que se hacen a los que ya contribuyen, porque al presentar incrementos de manera desproporcionada se generará un desaliento a la formalidad del empleo. En los últimos dos años, según el Inegi, la informalidad ha disminuido del 60 al 58 por ciento, ese debe ser el camino, finalizó.

Tags: MéxicoGobiernoNacionalDesarrolloEstadoTrabajoSocialPresidentePública

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5