El amor marcado por el consumismo en Los invertebrados

Fecha de publicación: 2016-11-04 por

BETA

La obra Los invertebrados, escrita por Sara Pinedo y dirigida por Nacho Ponce, expone el conformismo y la mediocridad que forman parte del proceso de degradación del ser humano por encajar en los estándares sociales. Será escenificada en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque del 3 al 13 de noviembre, los jueves y viernes a las 20:00, los sábados a las 19:00 y los domingos a las 18:00.

Con personajes que luchan por encajar en una realidad a la que no pertenecen y una narrativa visual cinematográfica en dos niveles, el montaje desarrolla un lenguaje escénico de teatro hiperrealista saturado de estímulos audiovisuales que plasma la realidad de la sociedad actual: consumista, insaciable y adicta a la saturación.

a€œLos invertebrados llegó a mí desde su concepción. En la ciudad de León trabajé con el Colectivo Alebrije, que actualmente dirige Sara Pinedo, autora de la obra. Así que después de conocer el texto desde sus entrañas me dio la confianza de escogerlo para que fuera mi ópera prima y poder dialogar de cosas que para mí son importantes, como la pérdida de los sueñosa€, mencionó en entrevista Nacho Ponce.

En Los invertebrados se muestra a una pareja a€“ella, cineasta, y él, músico; ella, directora de infomerciales, y él, burócrataa€“ y su relación totalmente disfuncional que, de un modo inesperado, vuelve a ser unida por un tercero. Se trata de un triángulo afectivo y sexual; una torcida acción que nace del egoísmo y la frustración.

a€œTodo el tiempo fue un trabajo de experimentación. Desde el principio me puse metas muy claras con el elenco, la producción, el equipo creativo y las personas involucradas en el proyecto. Sabíamos que queríamos viajar con la obra, así que debía de ser sencilla en cuestiones técnicas, y con mucha calidad en las interpretaciones de los actoresa€, refirió el director.

Actúan Francia Castañeda, Aldo González, Cosette Borges y Luis Eduardo Yee. La escenografía es de Samuel Cueto, y la iluminación, de Aldo González.

a€œSiempre he creído que Los invertebrados es una historia de amor, tal vez no la más común en general, pero sí en fragmentos, y justo en esos pequeños detalles creo que cualquiera que haya estado involucrado de una manera sentimental con otra persona encontrará identificación. Me interesa que los espectadores hallen similitudes con su pasado, su presente y sus deseos, y que se vayan pensando en lo que somos capaces de hacer por amor dentro de un mundo marcado por el consumismo, la televisión, el conformismo y la pérdida de sueñosa€, finalizó.

Tags: CentroCulturaCulturalLuisTeatroGonzálezEduardoColectivo

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5