La Escuela de Música Vida y Movimiento celebra la entrega de títulos a 26 egresados

Fecha de publicación: 2016-11-10 por

BETA

Los titulados de la Escuela de la Secretaría de Cultura de la CDMX cursaron su licenciatura con especialidades que abarcan distintos instrumentos de cuerdas, viento, madera, metal y percusión, así como canto y dirección de orquesta
Cristian Rachid Bernal Castillo, Andrés Baltasar Hernández, Edgardo Carone Sheptak, Rocío Indira Hernández Silva e Iván López Reynoso son algunos de los alumnos titulados


Déborah Chenillo, Coordinadora de Vinculación Cultural Comunitaria de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX), encabezó la ceremonia de entrega de títulos de Licenciatura de la Escuela de Música Vida y Movimiento (EMVM) del Centro Cultural Ollin Yoliztli (CCOY), en un emotivo acto en el que la Orquesta Sinfónica Juvenil Ollin Yoliztli, dirigida por el maestro Rodrigo Elorduy, interpretó el Himno Nacional Mexicano y la obra Pompa y circunstancia, de Edward Elgar.

En total se entregaron 26 títulos de Licenciado Concertista en diversas especialidades como piano, guitarra, flauta, clarinete, dirección de orquesta, arpa y chelo, entre otras, a nuevos profesionales de la música, quienes se formaron en esta escuela del CCOY.

En la ceremonia, realizada este martes 8 de noviembre en la Sala a€œHermilo Noveloa€ del Centro Cultural Ollin Yoliztli, Déborah Chenillo expresó a los titulados: a€œMe admira ver el reto que tienen ustedes, que han decidido tomar este camino que no es fácil, que lleva técnica, conocimiento y algo más. Elegir esta ruta no es fácil. El título que tienen en sus manos simboliza este camino que han recorrido en solitario pero también en comunidada€.

Asimismo, les agradeció haber elegido a€œesta profesión tan noble y a la vez tan complicada. Ustedes con su trabajo son parte de la educación musical de todos, y son parte de los que habitamos esta ciudad y este paísa€.

Por su parte, el maestro Gonzalo Romeu de la Cuesta, director de la Escuela de Música Vida y Movimiento, destacó: a€œésta tiene que ser una escuela de excelencia. Vida y Movimiento es una institución que tiene una buena historia, muchos de sus alumnos están participando ya en diferentes orquestas del país, con un nivel muy elevadoa€.

El centro educativo, añadió, nació como centro de perfeccionamiento y con el tiempo se convirtió en una institución de formación. a€œAquí también, con el trabajo, se hace un tributo a la patria y a ella nos debemos. Por eso esta ceremonia inicia con la interpretación del Himno Nacionala€.

En tanto, Iván López Reynoso, al hablar a nombre del grupo graduado, señaló: a€œiniciamos hoy una nueva etapa en nuestra vida profesional, una vida que es un privilegio pero que lleva una gran responsabilidad y un gran reto en un mundo lleno de tecnología y con mucho acceso a la informacióna€.

Por ello, agradeció a los docentes de la EMVM, quienes, dijo, a€œme obligaron a tener una gran responsabilidad, me orientaron y desarrollaron en mí la capacidad musical. Tenemos una gran fe en el gran potencial musical de México y por eso agradezco también el haber podido estar aquí. Tenemos un compromiso con la música bien hecha y si lo cumplimos bien la música siempre estará de nuestro ladoa€.

En la ceremonia a€”a la que acudieron familiares de los graduadosa€” también estuvieron presentes Miviam Ruiz Pérez, directora académica del CCOY; Lourdes Palacios González, Subdirectora de Desarrollo Académico de este centro cultural, y Tomás Gutiérrez Patiño, Subdirector de la EMVM.

Vida y Movimiento

La Escuela de Música Vida y Movimiento de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México tiene como propósito formar músicos y profesores de alto nivel para satisfacer las necesidades artísticas de la nación. En palabras del maestro Gonzalo Romeu de la Cuesta, director de orquesta y pianista, dicha institución es a€œla mejor escuela de música no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país, pues el nivel de preparación de los alumnos es muy alto por la calidad profesional de los maestrosa€.

Los graduados tienen especialidades en instrumentos como piano, corno, violín, saxofón, arpa, flauta, canto, dirección de orquesta, violonchelo, contrabajo, guitarra, viola y tuba.

Entre los egresados destacan Cristian Rachid Bernal Castillo, ganador del primer lugar en el concurso interno de piano de la Facultad de Música de la UNAM; Andrés Baltasar Hernández, quien asistió a la Enrique Crespo Brass Academy en Schwabisch Hall, Alemania, con el Quinteto de Metales de México, y Edgardo Carone Sheptak, ganador del segundo concurso de solistas de las escuelas del Instituto Nacional de Bellas Artes 2012.

También sobresalen los alumnos Rocío Indira Hernández Silva, aceptada en el Richard Wagner Konservatorium y el Yerevan State Konservatory para continuar sus estudios de maestría, e Iván López Reynoso, primer mexicano en dirigir el festival Rossini Opera Festival en la ciudad de Pésaro, Italia.

Durante cuatro años los alumnos mantuvieron su preparación musical a nivel Licenciatura, mientras se desempeñaban en diversas orquestas reconocidas a nivel nacional.

En la lista de los graduados se encuentran los nombres de Carla Marín Jiménez, Dagé Tadeo Basulto Castro y Canek León Moreno (piano); Rodrigo Gutiérrez Ramírez y Nicacio Ojeda Alavez (saxofón); Ireri Anaí Palma Orozco (arpa), Concepción Hernández Gutiérrez (flauta), Merishe Hernández Laos Crump y Alejandra Monserrat Rodríguez Hernández (canto).

Elba Mariana Benítez Guadarrama, María Guadalupe Ramírez Viveros y Luis Alonso Ruiz Millán (violonchelo); Cecilia Becerra y Álvarez de la Cadena (violín), José Alberto Caminos Miranda y María Alejandra Rony Rojas (contrabajo); Gonzalo Tapia Hidalgo (guitarra), Horacio Urbieta Méndez (viola), David León García (flauta), Salvador Pérez Galaviz (tuba) y Daniel Leinad Nuño Oleta (corno).

En cuanto al panorama que los egresados enfrentarán, Romeu de la Cuesta afirmó que el trabajo artístico musical tiene un gran auge en este momento. a€œGeneralmente, a los alumnos de la Ollin Yoliztli no les falta el trabajo, incluso cuando se encuentran dentro de la escuela empiezan a participar en entidades semiprofesionales como las orquestas juveniles Eduardo Mata o Carlos Chávez, las cuales ya están vinculadas a lo que podría ser la labor profesionala€.

A través de diez años de docencia, la Escuela de Música Vida y Movimiento les ha otorgado el grado de licenciado a 103 alumnos que ahora conforman las nuevas generaciones de artistas que nutren las instituciones musicales más importantes del país.

Tags: MéxicoCiudadNacionalDesarrolloGeneralSecretaríaCentroCulturaInstituto

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5