Mono Blanco celebrará su 40 aniversario acompañado de la Orquesta Filarmónica de la CDMX

Fecha de publicación: 2017-10-24 por

BETA

El legendario grupo de son jarocho Mono Blanco festejará cuatro décadas de trayectoria con un concierto en el Palacio de Bellas Artes y tendrá como invitados especiales a la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), dirigida por Arturo Márquez, al Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández y al Cuarteto de Saxofones Anacrúsax.

En conferencia de prensa, el Secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín; el director de Mono Blanco, Gilberto Gutiérrez; el director huésped de la OFCM, Arturo Márquez, y el Director del Ballet Folklórico de Amalia Hernández, Salvador López, destacaron que el concierto del lunes 30 de octubre rendirá homenaje a la música popular mexicana.

“Lo que vamos a presenciar es la armonía y el diálogo profundo que hay entre las culturas de los pueblos y de sus artistas. Es un concierto donde vamos a tener la batuta del maestro Márquez, quien es nuestro gran clásico vivo, es como hablar de Revueltas, de Moncayo, de Chávez. Estar al lado de Márquez es una potencia musical, es un amor a nuestra patria, suena al ritmo de nuestro país”, comentó Vázquez Martín.

El director huésped, Arturo Márquez, recordó que fue a principios de los noventa cuando escuchó a Mono Blanco —fundado en la Ciudad de México en septiembre de 1977 por los hermanos Gilberto y José Ángel Gutiérrez Silva y Juan Pascoe— en un momento crucial para él como compositor.

“Me puse a escuchar mucha música folklórica y por supuesto que el disco de Mono Blanco me llamó la atención, especialmente porque dentro de la música incluían el zapateado y me di a la tarea de investigar. Poco después nos hemos hecho amigos, cómplices en muchas cosas, hemos estado en algunos eventos”, comentó Arturo Márquez.

Para el director de Mono Blanco, Gilberto Gutiérrez, ofrecer un concierto en el máximo recinto cultural del país es muy significativo y emblemático, pues hace 40 años —cuando iniciaron— estaba en peligro de desaparecer el son jarocho. Hoy, gracias a su trabajo, han rescatado esta música considerada patrimonio cultural.

“Es evidente que el fandango jarocho es una más de las ofertas culturales que hay en esta ciudad cada fin de semana. Son muchas las cosas que suceden, hay talleres, conciertos; eso habla de que hemos hecho un trabajo que ha podido permear en la cultura de nuestro país”, expresó el músico.

Esa trascendencia del son jarocho está presente en la Ciudad de México, subrayó el Secretario de Cultura local, Eduardo Vázquez Martín. “Hoy hay escuela de laudería en el Faro de Oriente y hay clases de huapango en el Faro de Indios Verdes. El son jarocho se ha convertido en una música de las nuevas generaciones”, agregó.

Por su parte, Salvador López indicó que la presencia del Ballet Folklórico de Amalia Hernández significa una enorme oportunidad de estar en el concierto y promover en sus diferentes expresiones a la cultura; “será un ejercicio creativo maravilloso”, adelantó.

El concierto sorprenderá al público

Para conmemorar las cuatro décadas de uno de los exponentes esenciales del son jarocho, Gilberto Gutiérrez comentó que Mono Blanco buscará sorprender al público con todo el elenco que se presentará durante el concierto que estará dividido en dos secciones.

En la primera parte del programa habrá sones tradicionales que interpretará la OFCM, como “La guacamaya”, “El pájaro cu” y “El cascabel”, así como “Los chiles verdes” y “El son del viento”, estos dos últimos de la autoría de Gilberto Gutiérrez Silva, con arreglos de Víctor Pichardo, Rodrigo Díaz, Gustavo Calzada y Jorge Arturo Castillo.

Durante la intervención de la OFCM, en distintos momentos Mono Blanco —integrado por Andrés Vega Delfín (guitarra de son), Octavio Vega Hernández (arpa y requinto), Gisela Farías Luna (jarana primera), Gilberto Gutiérrez Silva (jarana tercera), Juan Campechano Yan (guitarra media), Iván Fernández Farías (jarana segunda), Juan Francisco Galván (guitarrón jarocho), Mario Cruz Zequeda (zapateado) y Miriam Machucho Polonio (zapateado)—, se unirá con sus clásicos acordes de son jarocho.

“Se hacen muchos trabajos con orquestas sinfónicas, acompañando a otras agrupaciones, pero en este caso no es tan ajena nuestra música con la música sinfónica. En el pasado, los ancestros de las jaranas y los instrumentos de cuerda estuvieron juntos, entonces es como un recuentro”, consideró Gilberto Gutiérrez.

Para hacer honor al universo de la versada que distingue al género del son jarocho, durante este primer bloque del concierto también se contará con la participación de tres figuras emblemáticas de la poesía del Sotavento, los maestros Samuel Aguilera, Mauro Domínguez y Fernando Guadarrama.

En el segundo bloque del concierto, en la Sala Principal del mayor recinto cultural del país se escuchará el son jarocho tradicional de Mono Blanco, que festejará sus cuatro décadas de trayectoria con dos estrenos: “Mar de amor” y “Soledad”, música y letra de Gilberto Gutiérrez Silva, así como interpretará el clásico “La morena”.

Con el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, el grupo de son jarocho interpretará la pieza “El Chuchumbé” para rendir homenaje a la bailarina y coreógrafa en el centenario de su natalicio, a la vez que el ballet reconoce a una de las tradiciones campesinas del Sotavento mexicano.

Durante el concierto —planeado y diseñado por Gilberto Gutiérrez Silva y Eduardo Lizalde Farías, productor ejecutivo— Mono Blanco también tocará “Malhaya” y cerrará con “La Bamba” acompañado del Cuarteto de Saxofones Anacrúsax.

Tradición y evolución

Músico de tradición, Gilberto Gutiérrez expresó que el son jarocho ha trascendido la región del Sotavento y ahora se escucha no sólo en la Ciudad de México, sino también en ciudades como Tijuana y Cuernavaca, incluso ha traspasado fronteras. “Son una realidad los fandangos en Nueva York, en Chicago y también está en Europa”.

En su largo periplo, el grupo de son jarocho ha mostrado su bagaje y acercamiento con los viejos músicos y versadores de la región del centro-sur veracruzano, incluso en sus inicios acompañó al legendario jaranero y poeta Arcadio Hidalgo, con quien recorrió prácticamente toda la República mexicana y algunas ciudades de Estados Unidos.

En la aventura de lo que ha sido el reacomodo histórico del son jarocho, Mono Blanco representa a una generación que sentó las bases contemporáneas en la difusión del género y en la formación de los futuros exponentes, impartiendo talleres y buscando revivir algunos sones en desuso.

“Mi sueño y deseo es que el fandango regrese a África, donde ya hemos tenido una presencia importante, donde tenemos una evidencia real de que mucha de nuestra música es de por aquellos rumbos”, concluyó el director de Mono Blanco.

El concierto del grupo de son jarocho Mono Blanco se llevará a cabo el lunes 30 de octubre a las 20:00 horas en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, ubicado en Avenida Juárez y Eje Central Lázaro Cárdenas s/n, Centro Histórico, Delegación Cuauhtémoc.

Tags: Son JarochoMono BlancoConciertoPalacio de Bellas ArtesOFCMArturo MárquezBallet Folklórico de MéxicoAmalia Hernández

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5