Nuevos secretos develados en La Última Cena de Da Vinci.

Fecha de publicación: 2017-02-17 por

BETA

Un estudio publicado en Italia sobre “La última cena” de Leonardo Da Vinci, descubrió un conjunto de piedras preciosas situadas en las vestimentas de Jesús y sus discípulos.

Según la historiadora Elisabetta Sangalli, autora del libro “Leonardo e le dodici pietre del Paradiso” (Leonardo y las doce piedras del paraíso), lo anterior se trata de “mensajes ocultos”. Comenta que “muy probablemente Leonardo da Vinci pintó la última cena otorgándole una interpretación personal a cada piedra y asociándolas a los personaje según los carismas propios de cada uno”.

Sangalli, autora de la investigación, descubrió la localización de las piedras preciosas en la pintura durante una investigación para una clase y es que “observando bien los detalles me fijé en el broche pintado por Leonardo a la altura del cuello de Cristo y seguí observando y lo noté en otros”.

La esmeralda en la túnica que viste a Jesucristo es “considerada una piedra portadora de paz y símbolo del renacimiento y que hasta la Edad Media se relacionaba con la regeneración”. Y es que según el estudio, las esmeraldas se asociaban a la tribu de Leví, única con posibilidad de acceder al sacerdocio de la época.

A San Juan se le pintó un “yahalom”, que en hebreo significa diamante y para Sangalli esto es una referencia a la luminosa espiritualidad del apóstol preferido de Jesús. Mientras tanto, San Andrés lleva un zafiro, que alude a la Ciudad Celeste del Apocalipsis.

Cabe destacar que el Antiguo Testamento alude a las doce piedras del paraíso sin embargo, para la historiadora Da Vinci pintó únicamente ocho a fin de transmitir otro mensaje. “En la simbología bíblica del Apocalipsis el número 7 es recurrente y por ello fueron siete los apóstoles elegidos por Leonardo”.



Tags: ArteMisterioLa Última CenaDa Vinci

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5