Pablo Espinosa presentó en Bellas Artes La música, ese misterio, un libro a€œescrito con el almaa€
espectaculos
BETA
Pablo Espinosa presentó en Bellas Artes La música, ese misterio, un libro a€œescrito con el almaa€

En el Palacio de Bellas Artes se presentó el libro La música, ese misterio de Pablo Espinosa, editor de la sección cultural del periódico La Jornada y uno de los investigadores musicales más destacados del país.

En dicho acto, el periodista veracruzano estuvo acompañado por Ignacio Solares, Elena Poniatowska, Alberto Blanco y José Garza, quienes compartieron sus opiniones y comentarios sobre el trabajo de este profesional, quien a lo largo de tres décadas se ha dedicado a explorar la música desde diferentes perspectivas.

El poeta Alberto Blanco escribió el prólogo de dicho volumen y celebró el interés de Espinosa en escribir sobre música, ya que consideró que es mínima la cantidad de literatos que escriben sobre esta disciplina. Aplaudió el trabajo de algunos musicólogos que han hecho grandes contribuciones a nuestro país, como José Antonio Alcaraz, Aurelio Tello y Raúl Ortiz y Ortiz, por mencionar algunos.

Para Blanco La música, ese misterio es una invitación a escuchar desde cantos gregorianos hasta música contemporánea por medio de textos que no son más que una bitácora de la vasta educación musical del autor.

a€œLa música es sencillamente la música, escúchenla hasta llegar a descubrir el milagro de que todo lo que suena es, o bien, puede llegar a ser música, incluida la conversación de los platos y los cubiertos, la de la ropa con el lavadero o la del suave latir de estas páginasa€, comentó.



En su oportunidad, José Garza, secretario de extensión y cultura de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), y uno de los responsables de que esta obra se publicara, informó que con este proyecto se abre una nueva colección en dicha institución educativa.

Dijo que en La música, ese misterio el público podrá disfrutar de textos realizados por una pluma experimentada y un magistral oído: a€œEn esta obra, Pablo Espinosa nos guía a otras lecturas, otras escuchas, plantea incluso los sueños que pueden acompañar a la música que disfrutamos, es también un llamado a encontrar en nuestro centro ese sonido que nos mueve.

a€œPablo sabe contener ese amplio universo musical, no en conflicto sino en armonía, reflejando tanto el trabajo de composición como la dimensión profundamente humana de esas figuras ya pasadas, pero que siguen resonando en nuestros oídosa€.

En su turno, Elena Poniatowska destacó la diversidad de épocas y géneros que abarca el contenido del trabajo de Espinosa.

a€œSi usted no sabe que son más de 600 horas las que escribió Mozart a lo largo de sus 32 años, pregúntele a Pablo Espinosa, si ignora por qué Nietzsche concluyó en su Aurora que el oído es el órgano del miedo, consulte a Pablo Espinosaa€. La escritora, tocó varios tópicos del libro y añadió:

a€œLiteratura y musicología, son las tintas que cargan la pluma de este crítico y creador en su sala de redacción. Pone sobre la mesa de la literatura sus crónicas para que disfrutemos las que más nos atraigan, las que nos lleguen al corazón, sin duda, el lector que se adentre a la obra de Pablo Espinosa y se disponga a recibir su voz sonora amplificada no volverá a ser el mismo ni volverá a escuchar Las cuatro estaciones de Vivaldi con los oídos de siemprea€.

Ignacio Solares, director de la Revista de la Universidad de México, dijo sentirse privilegiado de leer antes que nadie los artículos incluidos en la obra, pues todos ellos forman parte de la publicación que él dirige. El también dramaturgo agradeció a Espinosa por su ardua labor en la revista, donde ha escrito cerca de 120 artículos.

a€œSi prodigioso fuera el descubrimiento del sonido armónico, no menos prodigioso es haberlo divulgado, desentrañado, darlo a conocer en todas sus épocas, facetas y modalidades. Esta labor es la del crítico musical, quien además de un exhaustivo conocimiento de su tema, debe poseer el don de la buena escritura, ambas cualidades las posee ampliamente Pablo Espinosaa€.

Ante estas palabras, el autor resumió su discurso en una sola palabra: gratitud. Agradeció a sus invitados por haber asistido, a Elena Poniatowska por ser su maestra de periodismo y vida; a Alberto Blanco por ser su mentor, así como por haber hecho el prólogo y ponerle título a su obra; a Ignacio Solares por hacerlo sentir en casa y confiarle la sección de música en la Revista de la Universidad de México y a José Garza por consolidar un fondo editorial y hacerlo parte del catálogo de la UANL.

La música, ese misterio, a€œse trata simplemente de una invitación a disfrutar la música, porque es el placer de compartir y ese es el motor que anima mi escritura: el placer de compartir. Quiere ser un libro ameno y divertido, tiene ambición literaria, claro, y está escrito con el almaa€, concluyó.


Publicado por: Equipo de redacción 2016-10-10 446
Tags: MéxicoJoséNuevoUniversidadArtesAntonioJornadaAgradeció

¿Qué opinas?


Más de espectaculos