El astroturismo crece en Chile con cielos inigualables y actividades durante el verano
internacional - 2018-01-05
BETA
El astroturismo crece en Chile con cielos inigualables y actividades durante el verano

Chile es un paraíso para la astronomía. Por sus cielos claros y secos, sobre todo en el norte del país, ofrece una gran ventana al universo.

Constelaciones, planetas, estrellas fugaces y todo tipo de astros se hacen presentes al ojo humano cuando cae la noche. Gracias a los maravillosos cielos chilenos, los más limpios de todo el hemisferio sur. El norte de Chile ofrece 290 días despejados al año y una escasa contaminación lumínica que permite contemplar las estrellas en medio de la naturaleza como en pocos lugares. En el país existen múltiples observatorios astronómicos abiertos a viajeros. Además, en Santiago está a muestra interactiva del universo más grande de América Latina.

¿Dónde se pueden ver las estrellas este verano?

Durante enero y febrero es posible tener una buena visibilidad del cielo nocturno en casi todo el territorio, siempre y cuando, nos alejemos de los grandes centros urbanos. Esto, para evitar que las luces de la ciudad y la contaminación atmosférica no nos permitan ver las estrellas.

Los mejores lugares son:

Los alrededores de Antofagasta
San Pedro de Atacama
Los alrededores de La Serena y Coquimbo
El Valle del Elqui
El Cajón del Maipo

En todos estos lugares podrás observar los astros, intentar ver una estrella fugaz y aprender sobre constelaciones y planetas. Además, en ellos encontrarás servicios turísticos que realizan guías para conocer el cielo nocturno. ¿Quieres visitar un observatorio? Ingresa en este enlace y entérate cómo contactar uno para realizar una visita.

La muestra interactiva del universo más grande de América Latina

Estar en Santiago no es excusa para no poder acercarse al cielo nocturno. Si bien la contaminación lumínica no permite ver fácilmente las estrellas, la ciudad -desde este viernes- ofrece una muestra única: el Tunel Universo en el Museo Interactivo Mirador.

Se trata de un nuevo pabellón que busca acercar el conocimiento actual y los avances en la investigación astronómica al público; aportar a la educación científica de niños y jóvenes, a través de experiencias educativas; relevar el valor patrimonial de Chile como laboratorio natural para la observación astronómica; y enriquecer la oferta de turismo cultural de Chile.

Cuenta con 48 módulos interactivos dispuestos en dos niveles. El primer piso aborda lo que conocemos actualmente del universo, como el Sistema Solar, la vida de las estrellas, la Vía Láctea, las galaxias, el Universo temprano. En tanto, el segundo piso, esta dedicado a la observación del cielo, destacando las ventajas del territorio chileno como lugar privilegiado para la exploración y la forma en que la luz es usada por la astronomía como herramienta de estudio.


¿Qué opinas?


Más de internacional