Que tus manos salven vidas
salud - 2018-05-07
BETA
Que tus manos salven vidas

La higiene de manos en los profesionales de la salud es fundamental.

Mucho se ha escrito sobre las manos: desde su papel en la evolución de la humanidad y el desarrollo de la tecnología, hasta discusiones filosóficas y artísticas sobre ellas. Más allá de esto, las manos son uno de los “bienes” más preciados que distinguen a la humanidad del resto de los seres vivos, quizá solo superado por el cerebro.

En el caso de la atención a la salud, las manos juegan un papel fundamental, ya que son una especie de puente entre los pacientes y los instrumentales médicos, los insumos de curación, los medios de diagnóstico, entre otros.

En este sentido, las instituciones de salud a niveles global y nacional ponen especial énfasis en la higiene de manos entre los profesionales sanitarios, ya que es una práctica económica y sencilla para reducir las Infecciones Asociadas a la Atención a la Salud (IAAS), también llamadas “infecciones nosocomiales”, las cuales vinculan con una mayor morbilidad y mortalidad.

En el mundo, este tipo de infecciones afectan a millones de personas. En el contexto mexicano, datos de la Red Hospitalaria de Vigilancia Epidemiológica (RHOVE) de la Secretaría de Salud reportan que, durante 2015, se notificaron casi 62 mil infecciones de este tipo.

Sin embargo, la higiene en los momentos clave de la atención sanitaria reduce la ocurrencia de las infecciones nosocomiales y literalmente salva vidas.

Los 5 momentos recomendados para la higiene de manos, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud son:

Antes de tocar al paciente.

Antes de realizarle una tarea de limpieza o aséptica.

Después del riesgo de exposición a líquidos corporales.

Después de tocar al paciente.

Después del contacto con el entorno del paciente.

Recuerda: en la atención a la salud, que tus manos salven vidas; mantenlas limpias.


¿Qué opinas?


Más de salud