FIRMA EL INAH MEMORANDO DE ENTENDIMIENTO CON EL CENTRO DE ESTUDIOS DEL BIG BEND

Fecha de publicación: 2017-07-19 por

BETA

Una nueva etapa de descubrimiento y colaboración científica entre México y los Estados Unidos ha comenzado con la firma de un Memorando de Entendimiento (MOU, por su acrónimo en inglés), entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Centro de Estudios del Big Bend, de la Universidad Estatal de Sul Ross de Texas (SRSU), en aras de impulsar la investigación, conservación, divulgación y el manejo del patrimonio cultural que estas dos naciones comparten en la frontera.

Autoridades de ambos organismos, encabezadas por el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, y el titular de la SRSU, William L. Kibler, se reunieron en el Museo Nacional de Antropología para firmar el documento y presentar a las áreas que estarán encargadas de darle seguimiento e implementarlo.

Al dar la bienvenida a la delegación texana en su visita al país, el titular del INAH, Diego Prieto, recordó que a través de los años, los vínculos de carácter académico entre los Estados Unidos de América y México han sido cercanos y fructíferos. Ahora, la posibilidad de colaborar en el estudio y preservación del patrimonio cultural y natural transfronterizo, representado por la región del Big Bend, una vez más acerca intereses comunes, en particular en los estados de Texas, Coahuila y Chihuahua, que comparten importantes vínculos geográficos, históricos y culturales.

Diego Prieto dijo que es importante fortalecer las relaciones entre ambos países estrechamente hermanados por la historia, la geografía y la cultura y por las relaciones de familiaridad y amistad que no se pueden borrar. En este sentido, el vínculo entre el Centro de Estudios del Big Bend, de la Universidad Estatal Sul Ross de Texas, y el INAH es un ejemplo de las alianzas que logran consolidar dos instancias preocupadas por el estudio y la protección del patrimonio cultural y natural, a partir de una amplia comunicación entre sus investigadores y autoridades.

Es así que para la Secretaría de Cultura y el INAH, este acuerdo representa un ejemplo para el fortalecimiento de la cooperación binacional y una oportunidad sin precedentes para contribuir al desarrollo de capacidades profesionales y académicas, a través del intercambio de experiencias e ideas entre colegas, destacó Diego Prieto; señaló que el memorando busca expandir y fortalecer la colaboración académica para la investigación, conservación, divulgación y manejo del patrimonio cultural transfronterizo.

Dijo que el acuerdo auspiciará la formación de un grupo de trabajo altamente especializado, que desarrolle e instrumente un programa para tales fines.

El coordinador de las Universidades Estatales de Texas, Brian McCall, comentó que la Universidad Estatal de Sul Ross está encargada de investigar aspectos importantes de la vida texana, sobre todo en la frontera, y resaltó que el Centro de Estudios del Big Bend fue establecido hace 30 años para la investigación arqueológica e histórica de Texas, así como del norte de México; durante los últimos años ha dado gran espacio a la investigación de la frontera. A partir de este acuerdo, esta institución podrá expandir sus iniciativas para trabajar mano a mano con investigadores de México.

William L. Kibler, presidente de la Universidad Estatal de Sul Ross, resaltó la importancia del acuerdo entre el Centro de Estudios del Big Bend y el INAH, el cual permitirá impulsar actividades de cooperación e investigación, y aprender más sobre las relaciones entre México y Texas a través de la región fronteriza; destacó que la SRSU es la única universidad pública en la región entre El Paso y el área de Texas, por lo cual juega un papel importante al concentrar estudiantes de ambos países, y también porque impulsa el estudio de la historia cultural y el patrimonio del área.

William A. Cloud, director del Centro de Estudios del Big Bend, destacó las investigaciones de los primeros arqueólogos norteamericanos interesados en la región, entre ellos Charles Kelly, quien entre 1971 y 1993, junto con su esposa Helen, investigó la región norteamericana vinculada con la frontera y llegó a México para buscar más pesquisas, donde realizó proyectos importantes en Alta Vista, Zacatecas; destacó que ambas instituciones tienen objetivos muy cercanos porque investigan y preservan el patrimonio cultural de la zona transfronteriza, y promueven su protección y divulgación, por lo que este acuerdo es, sin duda, uno de los mayores logros para la institución que representa.

El contacto entre el INAH y el Centro de Estudios del Big Bend inició hace dos años, cuando personal de los centros INAH de Coahuila y Chihuahua, así como de la Dirección de Operación de Sitios, estableció un acercamiento académico con el CBBS, organismo fundado en 1987, que promueve el estudio arqueológico e histórico en la región texana conocida como Trans-Pecos y el Parque Nacional Big Bend, de los Estados Unidos.

La importancia cultural de esta área transfronteriza, que se extiende por el territorio de las citadas entidades mexicanas, se vincula con el Camino Real de Tierra Adentro, que antiguamente unía a la capital de la Nueva España —actual Ciudad de México— con Texas, Nuevo México, y otras lejanas posesiones del virreinato español, así como con el Camino Real de los Texas, que se dirigía de la capital de la Nueva España hacia el norte, a través de Saltillo, Monterrey y Laredo.

Otros aspectos contemplados por el MOU son: el acceso a los recursos bibliográficos y documentales en resguardo de cada parte; el diseño y la concreción de estancias de intercambio para investigadores y/o personal técnico; la participación en encuentros académicos, como seminarios, cursos y talleres; y el impulso a proyectos editoriales compartidos, entre otros.

Los funcionarios concluyeron que, en un momento histórico y político como el que actualmente viven México y los Estados Unidos, la cultura puede volverse un importante elemento de vinculación y una herramienta para el diálogo propositivo en las relaciones bilaterales.

Como integrantes del presídium y testigos firmantes del MOU, participaron Aída Castilleja, secretaria técnica del INAH; Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del instituto; Brian McCall y William Cloud.

Tags: Proyectos BinacionalesInvestigaciónCapacitaciónMéxicoEstados UnidosUniversidad Estatal de Sul RossBig BendINAH

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5


Te recomendamos






Twitter


Hosted By Web Hosting by StartLogic