GACETA DE MUSEOS DA PERMANENCIA A LA LABOR EFÍMERA DE DIVULGAR EL PATRIMONIO A TRAVÉS DE EXPOSICIONES

Fecha de publicación: 2017-10-30 por

BETA

Hacia 1920, la primera de siete salas montadas en el Departamento de Etnografía Aborigen, del entonces Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía exhibía en trasteros de madera, textiles, baúles, guajes y bateas, clasificados de acuerdo con su origen étnico. Aquel fue uno de los primeros intentos en México, de mostrar en forma ordenada una colección de piezas provenientes de pueblos indígenas.

Así lo narra la historiadora Thalía Montes Recinas, investigadora del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec. Pero la etnografía mexicana tiene orígenes más antiguos porque fue hacia 1887 cuando el Museo Nacional, antecesor del recinto mencionado, creó la Sección de Etnografía, y ocho años más tarde, al contar con presupuesto y exhibir las piezas de manera ordenada, se le asignó la categoría de departamento. En 1910, como parte de las Fiestas del Centenario de la Independencia de México, el departamento fue nombrado de Etnología Aborigen, explica la historiadora.

La imagen de la antigua sala de exhibición con sus trasteros y la reflexión de Thalía Montes sobre los cambios y continuidades que se han dado en la exhibición de objetos etnográficos en los muesos mexicanos, forma parte del corpus editorial de la Gaceta de Museos, en su número 67, dedicado al tema Museos y etnología.

Este 2017, la publicación editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cumple 21 años de salir a la luz de manera cuatrimestral, animada por la idea de hacer visible la labor de resguardo, investigación y divulgación del patrimonio cultural a través de los museos.

Se podría pensar que una revista es un trabajo menor respecto a un libro, y no lo es, en cambio tiene la gracia de presentar artículos breves y en lenguaje amigable, advierte la antropóloga Gloria Falcón, quien desde hace dos años dirige la Gaceta de Museos.

Durante la presentación de los números 66 y 67 de la revista, la antropóloga señaló que en las páginas se despliega el trabajo de quienes hacen posible los museos, tratando de contrarrestar el carácter efímero de la intensa y multidisciplinaria labor que hay detrás de toda exposición. Asimismo, desde sus orígenes, la Gaceta de Museos se ha concebido como una herramienta para quienes se forman en gestoría cultural y para los interesados en la museología y museografía, y también pretende establecer puentes a partir de experiencias internacionales, principalmente latinoamericanas.

La etnología en los museos es un tema que requiere ser abordado con la visión del siglo XXI, cuando se reconocen dilemas relacionados con los derechos humanos y se reflexiona sobre aspectos como si unos grupos humanos tienen el derecho a representar a otros, o respecto a la necesidad de expresar esas representaciones de forma respetuosa y participativa con las comunidades, explica Gloria Falcón.

Otro tema que considera debe ponerse a debate es el de los museos de sitio, que acompañan a las zonas arqueológicas del país y que tienen una tradición que se remonta a 1909. A lo largo de los años proliferaron, se transformaron y reestructuraron, sin embargo, hoy día la museología reflexiona sobre su vocación ante los nuevos retos y públicos.

Por lo anterior, el comité editorial de la Gaceta de Museos, entre cuyos miembros se encuentran personajes de reconocida trayectoria en el ámbito de la museología, consideró pertinente su abordaje y destinó los números 66 y 67 para las temáticas: Museos de sitio o centros de interpretación y Museos y etnología, respectivamente.

El INAH tiene 44 museos de sitio dentro de su red, que abarcan una gran diversidad de culturas, desde el Museo del Templo Mayor y el de Cuicuilco, en la Ciudad de México, hasta el de las Culturas del Norte, en Chihuahua, o los de la civilización maya como Palenque, en Chiapas, el de Monte Albán, en Oaxaca, y el de Teotihuacan, en Estado de México, entre otros.

El número dedicado a esta categoría de museos fue comentado por la restauradora Luz de Lourdes Herbert, quien invitó a la lectura de la Gaceta de Museos N° 66, donde se dan a conocer tendencias actuales y problemáticas que se discuten o se han discutido poco sobre los museos de sitio.

Asimismo, llamó a aportar ideas para construir definiciones que permitan clarificar la actuación para conservar los bienes patrimoniales de México. A partir de su trabajo en los museos de Toniná, Palenque, Comitán y Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, señaló que uno de los retos para todos los museos de sitio es lograr articular proyectos de investigación, lo que se extrae a partir de esas investigaciones y lo que se planea para resguardar, investigar y divulgar “porque existe un rezago en la importancia que se da a los acervos”.

Un museo de sitio siempre cuenta con una colección y debe tener por función preservar los objetos que se descubren en la zona; en tanto, los centros de interpretación son salas que comunican el significado del lugar, sin exhibir colecciones.

¿Por qué y para qué exhibir a los otros, aquellos que son ajenos a nuestra realidad en tiempo o espacio?, es la pregunta que comparten los textos que integran la Gaceta de Museos N° 67, señaló la arqueóloga Eréndira Muñoz, quien comentó el número dedicado al tema Museos y etnología.

La pregunta se puede responder leyendo los artículos, a la vez que el lector puede inferir cuál es la función social de los museos actualmente. Otras preguntas: ¿cómo debemos presentar a esas sociedades?: a partir de la materialidad o lo simbólico; y ¿cómo?: deben ser las propias comunidades las que se representen a sí mimas, son los temas a reflexionar en las páginas. La arqueóloga también mencionó el papel del diseño gráfico y los materiales educativos para hacer entendibles y atractivos estos temas.

Eréndira Muñoz dijo que el contenido se puede dividir en dos grandes áreas: una con textos dedicados a estudios de público y en cómo la etnografía y etnología pueden ser una herramienta para hacer esos estudios. Y la otra, que denominó el corazón de la revista, se refiere a problemáticas y soluciones del diseño museográfico, al adaptar un concepto al espacio para representar en el museo a varias sociedades: desde los yumanos del árido noroeste de México, hasta los habitantes de la exuberante y húmeda selva amazónica; la relevancia del maíz como producto que refleja relaciones entre lo biológico y humano y que alerta sobre manipulaciones genéticas que pueden llevar a su pérdida.

Durante los dos últimos años de la Gaceta de Museos, bajo la dirección de Gloria Falcón, un tema recurrente han sido las conmemoraciones, porque la mayor parte de museos mexicanos han celebrado aniversarios significativos. Los próximos números se perfilan a seguir esta línea y a poner a debate temáticas que son dilema en la museología moderna. En este sentido, ya está listo el número conmemorativo al centenario del Museo de Guadalupe, Zacatecas, y promete dos más de sumo interés: Formas de exhibición y acervos fotográficos y Jardines botánicos.

Tags: PublicaciónMuseos de SitioEtnologíaMuseo Nacional de AntropologíaINAH

Comparte

¿Qué opinas?


Más de turismo








RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5