LA LUCHA COTIDIANA DE AFRODESCENDIENTES EN BRASIL Y MÉXICO, EN DOS EXPOSICIONES

Fecha de publicación: 2017-02-03 por

BETA

La visibilización y la lucha por el reconocimiento de los derechos de las poblaciones de origen africano en nuestro país, fue una de las materias que por decenios estuvo relegada del debate público, sólo hasta hace unos años se ha incluido en la agenda política nacional, reconoció Aída Castilleja González, secretaria técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante el acto inaugural de las exposiciones fotográficas Diáspora africana en América del Sur. Brasil en la lente de Januário Garcia y Lo de candela: afrodescendientes en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, en el Museo Nacional de las Culturas (MNC), la antropóloga manifestó que durante las últimas cuatro décadas, el fotógrafo carioca ha logrado capturar la alegría y el dolor de esa población, su lucha por el respeto a sus derechos inalienables, la algarabía de sus manifestaciones culturales, su música, sus bailes y su cadencia. a€œJanuário ha sido un artista comprometido con las causas de los negros en su país natala€.

La secretaría técnica del INAH recordó que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), promulgó el 2011 como el Año Internacional de las Personas Afrodescendientes, y en 2014 se cumplieron 20 años del Proyecto Internacional a€œLa Ruta del Esclavo: resistencia, libertad y patrimonioa€, del que se han derivado una serie de actividades de reivindicación de estas comunidades en México, una de ellas es la exposición Lo de candela. Afrodescendientes en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca.

a€œEsta muestra forma parte del Programa Nacional de Afrodescendientes y Diversidad Cultural en México y América Latina, de la Coordinación Nacional de Antropología del INAHa€.

María Elisa Velázquez, investigadora del INAH y vicepresidenta del Comité Científico del Proyecto Internacional La Ruta del Esclavo de la UNESCO, destacó que en América, y en particular en México, las y los africanos y afrodescendientes fueron decisivos en la construcción económica, social y cultural de nuestras sociedades.

Mencionó que los millones de afrodescendientes conocidos desde la Conquista, entre otras denominaciones, como negros, mulatos, prietos, morenos, pardos, cambujos, negando con ello su origen, diversidad y riqueza cultural, vivieron distintas experiencias en los nuevos territorios.

La antropóloga refirió que gracias al trabajo de instituciones como el INAH, que desde hace poco más de 25 años han realizado investigaciones históricas y antropológicas sobre las poblaciones de origen africano en México, difundidas en libros, cursos, conferencias, congresos, coloquios, ponencias, entre otros, se ha logrado el reconocimiento de este sector en el país.

Gloria Artis Mercadet, directora del Museo Nacional de las Culturas, comentó que ambas exposiciones tienen en común el conocimiento y reconocimiento de un sector importante de la población de América Latina: los afrodescendientes.

a€œEl gran fotógrafo brasileño Januário Garcia y la destacada investigadora mexicana María Elisa Velázquez han conjuntado talentos para ofrecer, a través de la fotografía, una visión extraordinaria de los pueblos de origen africano y de sus culturas reelaboradas, relabradas en ambos paísesa€.

A su vez, Lo de candela: afrodescendientes en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, de los fotógrafos Paulina García Hubard, José Luis Martínez Maldonado y Antonio Saavedra, presenta los rostros y la vida de los habitantes de las comunidades de descendientes africanos en la costa suroeste de México.

Una veintena de imágenes dan cuenta de la situación de pobreza y marginación de los pobladores de Santiago Pinotepa Nacional, Oaxaca. Así como un acercamiento a los casos de discriminación en las comunidades de la Costa Chica de Guerrero.

Hugo Cervantes Vallejo, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Amigos de los Museos AC (FEMAM), afirmó que la exposición de Januário Garcia, es una oportunidad para acercar y hermanar culturalmente a los dos países más grandes de la región de América Latina y el Caribe, por su población, economía, diversidad biológica y cultural, especialmente aquella derivada de las migraciones forzadas, provenientes del continente africano.

Previamente, en su conferencia Estética negra, Januário Garcia expuso que su proyecto que realiza desde hace más de 40 años, llamado a€œDocumento Fotográfico Brasileño de Matrices Africanasa€, tiene por objetivo el registro fotográfico contemporáneo de esta población que está en diferentes espacios de las ciudades y en los campos, su movilidad, presencia y afirmación como parte importante del proceso de civilización.

a€œSon registros simples que acostumbro llamar a€˜lo común de lo singulara€™, que encierran una lógica aparentemente contradictoria, y nos invitan a reflexionar sobre la cuestión de la alteridad, de la diferencia (lo singular). Al mismo tiempo, cuestiono la singularidad establecida como factor de opresión o de inferiorizacióna€, expuso.

Januário, cuyo trabajo ha sido expuesto en Europa, Medio Oriente, Centro y Sudamérica, hizo una revisión de la historia de la fotografía brasileña, en la que destacó que en el siglo XIX se apreciaba una fotografía y una estética apropiada por la ciencia, convertida en un aparente documento histórico y etnográfico, aunque esas imágenes nunca eran neutras o imparciales, revelaban todo un posicionamiento socio-cultural de sus autores, al servicio (consciente o inconsciente) de las estrategias de colonización.

La exposición Diáspora africana en América del Sur. Brasil en la lente de Januário Garcia se realiza gracias a la cooperación del INAH, la FEMAM y con apoyo de las secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores, y del Gobierno de la Ciudad de México.

Se trata de una selección de 40 fotografías que muestran las tradiciones, las raíces y el día a día de los afrodescendientes en Brasil y América del Sur; así como la evolución de una serie de luchas y conquistas que el denominado Movimiento Negro de Brasil ha alcanzado.

Asimismo, las fotografías de Garcia retratan el esfuerzo diario de los afrodescendientes por integrarse a la sociedad brasileña: su cotidianeidad, su cultura y la alegría proveniente del carnaval; una ocasión para adentrarse en las casas, el sentir y el ser de esta población.

En la inauguración de ambas exposiciones estuvieron el ministro Víctor Hugo Morales, en representación de la subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaria de Relaciones Exteriores, María del Socorro Flores Liera; el ministro Joao Marcelo Galvao, en representación del embajador de Brasil en México, Enio Cordeiro; María de los Ángeles Moreno, ex asambleísta y representante de la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, y Martín Alejandro Levenson, en representación de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Las exposiciones permanecerán hasta el 30 de abril próximo, en el Museo Nacional de las Culturas, ubicado en Moneda 13, Centro Histórico, a una cuadra de la estación del Metro Zócalo. La entrada es libre.

Tags: BrasilJanuário GarciaAfricanosINAHFotográficasAmérica del Sur

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5