RINDEN HOMENAJE A ALFREDO LÓPEZ AUSTIN EN LA FIL DEL PALACIO DE MINERÍA

Fecha de publicación: 2017-03-06 por

BETA

En compañía de familiares, alumnos, amigos y colegas se llevó a cabo un emotivo reconocimiento al historiador Alfredo López Austin (1936) a propósito de la presentación de la obra Del saber ha hecho su razón de ser… Homenaje a Alfredo López Austin, que se realizó en el marco de la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

Para el antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología (INAH), la edición cuenta con un título certero, porque en efecto Alfredo López Austin ha hecho del saber su razón; saber no sólo como acumulación de conocimiento sino como la capacidad de entender al mundo, a la vida e interpretar en el sentido más amplio el fenómeno humano. Saber cómo sabiduría”.

Los encargados de comentar los tres volúmenes que conforman la obra fueron, además del titular del INAH, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, Rafael Pérez Taylor y Aldrete, director del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el propio homenajeado.

Diego Prieto destacó la impresionante cantidad y calidad de los académicos, amigos, estudiosos, especialistas, intelectuales e investigadores de las más diversas latitudes y disciplinas que, bajo el común denominador de la amistad, se sumaron a este merecido reconocimiento. Todos ellos convocados y coordinados por Eduardo Matos Moctezuma y la linguista Ángela Ochoa.

La publicación, coeditada por el INAH y el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, está conformada por tres volúmenes: el primero contiene 22 artículos de 26 autores en casi 500 páginas. El segundo agrupa 23 textos de la pluma de 25 investigadores en poco más de 400 páginas. Mientras que el último volumen, titulado Alfredo López Austin, vida y obra, el más modesto en número de páginas, da cuenta de episodios vividos a lo largo de sus ochenta años.

El director general del INAH refirió que la compilación tiene como eje de articulación el pensamiento, la figura y el ejemplo de Alfredo López Austin. “Dice una canción de Fito Páez: Quien dijo que todo está perdido, yo vengo a ofrecer mi corazón. Quiero pensar que Alfredo ha perdido su corazón, no en alguna piedra de los sacrificios, pero sí en el campo del archivo, del gabinete, en las aulas donde está el mejor público para mostrar que no todo está perdido.

“Aunque la gran Tenochtitlan sufrió un naufragio no todo está perdido porque hay mucho que podemos desenterrar, y ésa ha sido la tarea de López Austin y en general de la antropología y la historia, sobre todo en el último medio siglo”, puntualizó el antropólogo.

El investigador emérito del INAH, Eduardo Matos Moctezuma, narró cómo nació la edición de Homenaje a López Austin. “Durante toda su vida el historiador había sido renuente a ser reconocido, sin embargo, hace tres años comenzó este festejo con un coloquio y ahora continúa con la presentación de este libro; ésta es la forma en la que la academia distingue a los investigadores que han aportado mucho a la comprensión del pasado y del presente de México”.

El arqueólogo precisó que tanto él como la linguista Ángela Ochoa, coeditores de la publicación, invitaron a participar a 50 especialistas quienes se unieron al homenaje en torno al erudito en temas mesoamericanos.

Rafael Pérez Taylor indicó que Alfredo López Austin es la persona más importante del Instituto de Investigaciones Antropológicas. “Cuando nosotros lo leemos nos damos cuenta de su profunda erudición. Su obra tan extensa nos permite contemplar el pasado y el presente”.

El último en tomar la palabra fue el investigador homenajeado, quien luego de agradecer la presencia de tantas personas en el Auditorio 4 de la FIL de Minería, dijo que a sus 80 años de edad es como uno de esos árboles que viven apiñonados en el bosque, porque gracias a los otros se ha fortalecido.

“Me siento muy contento de ser un árbol de esos gregarios que nunca pueden considerarse solos, aunque a veces soy solitario y me encierro, como cuando era niño que me pasaba horas y horas en el desierto; sé lo que es la soledad y la sé apreciar y eso me ha ayudado a comprender la compañía de todos los amigos”.

López Austin, quien utilizó la metáfora del bosque para hablar de su vida, sostuvo que uno de esos árboles que han sido su eje es Martita, su mujer, quien siempre ha estado a su lado, así como sus hijos, nietos y la familia de amigos que ha adquirido en el camino. También agradeció a los colegas y a los alumnos, “porque sin ellos no podría haber hecho nada, incluso de los árboles negativos porque todos forman”. Su participación concluyó con unas sentidas gracias que fueron replicadas por los presentes con un largo aplauso de pie.

Tags: LibroHomenajeAlfredo López AustinHistoriadorINAHUNAMInvestigadores

Comparte

¿Qué opinas?




RECIBE GRATUITAMENTE LAS NOTICIAS DEL DF EN TU CELULAR





Facebook


El Cartón

El Cartón por Canek Leyva

#PolíticaEn5